Hola, Bienvenido a mi blog!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mi blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo introduce tu correo para suscribirte.

miércoles, 1 de abril de 2009

Dendrobium kingianum

Imprimir

Hoy os presento la espectacular floración de este Dendrobium kingianum y que además, perfuma toda mi buhardilla. Esta orquídea la tengo en mi poder gracias a mi amigo Toño, de Madrid, que en Febrero de 2008, me regaló una división del suyo. Ya me lo regaló montado en corcho, y traía un par de varas que en poco tiempo se llenaron de flores.

Es una orquídea de tamaño medio, compacto, que incluso cuando está sin flor, es bonita. Además es aconsejable para todos los iniciados a este mundo, pues es una orquídea que aguanta de todo, frío, calor, sequía, lluvia.. pero si se quiere tener una floración espectacular, es mejor cultivarla en temperaturas tirando a frescas.

A mediados de abril lo saqué al exterior y lo ubiqué en un lugar donde recibía el sol de la mañana y del atardecer. Parece que le gustó mucho, pues al poco tiempo empezó a echar más y más varas y que en Agosto de 2008 volvió a florecer, regalándome unas hermosas flores.

Los riegos y abono, durante estos meses, fueron diarios, que junto a las buenas temperaturas que hacía en el exterior, ayudaron a empezar a formar nuevos brotes. Al contrario que las otras orquídeas, al ser el Dendrobium kingianum, una orquídea fuerte, ésta se quedó en el exterior en invierno, aguantando fríos (no heladas), incluso algunos días con 0ºC. Lo que sí lo resguardaba era de la lluvia; los riegos los quería controlar yo.

Si bien en verano los riegos eran continuos, una vez que se acercaba el invierno empecé a espaciar los riegos y a suspender los abonos. En pleno invierno, los riegos podían ser cada semana o más, según el clima que hiciera. Por desgracia, para mí, este año tuvimos pocos días de sol, así que sin sol, y la humedad alta que teníamos, era suficiente para no regar el Dendrobium kingianum. Sin embargo, los días en que pegaba el sol (durante el invierno lo ubiqué en una pared sur, recibiendo todo el sol), lo regaba más amenudo, dejando que pasaran tres o cuatro días entre riegos.

Este período de reposo le ha venido muy bien, pues los brotes que empezaron a crecer en Agosto, a finales de invierno empezaron a formar varas y más varas, hasta tal punto en que la última vez que las conté, la orquídea contaba con 17 varas.

Ahora la he metido dentro de casa para disfrutar de su floración y de su aroma, pero no retomaré los riegos y el abono continuado hasta que pase la floración. Esta orquídea se la dedico a Toño (Kymi en Infojardín) agradeciéndole de todo corazón un regalo tan bonito como este. Espero que a vosotros os guste también.

8 comentarios:

buedamau dijo...

só tenho 2 dendrobium, mais o mini da minha mãe, mas são mesmo as minhas orquideas favoritas, e esse que mostras é magnifico!

Iván dijo...

Gracias buedamau.

Un saludo

javi dijo...

La verdad ivan es que a mi también me parece una orqui muy fuerte. Yo la tengo aguantando temperaturas muy bajas en invierno y en verano bastante calor. Eso si, en invierno pasa varias semanas sin riegos. Me encanta aprender de ti. Un abrazo

Iván dijo...

Hola Javi. Aquí estamos para aprender unos de otros... Está visto que este año también, lo pasará fuera... A ver con cuántas varas me sorprende el año que viene. Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola Ivan, muchas gracias por la dedicatoria del kingianum... me alegra que la disfrutes... ya me pasaras un trozito, porque la division que me quede la perdi con las obras de la terraza... jeje..
Muxetes.

Esta super currado el blog. ;)

Toño

Iván dijo...

Toño, si sigue a este paso, pronto me tocará a mí también hacer una división. Ayer me fijé y tiene ocho o diez brotes nuevos...

Un beso

mari dijo...

Muy hermosa !! prolìfera y super bello este color!!
Felicidades , se nota que disfrutas mucho con tus plantas!
cariños
mari

Iván dijo...

Mari

Las orquídeas me tienen totalmente maravillado. Nunca me canso de ellas (y eso que me dan su trabajito)

Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


YoWindow.com Forecast by yr.no

En Gipuzkoa, la provincia más pequeña de España, el clima es de tipo oceánico templado, caracterizado por sus moderadas temperaturas y lluvias relativamente frecuentes, aunque rara vez torrenciales. Se trata de un tiempo húmedo pero agradable, matizado por el efecto suavizador que ejerce el mar.

Los inviernos en Gipuzkoa suelen ser lluviosos pero con temperaturas más bien templadas. Las heladas son escasas y la caída de nieve, un acontecimiento infrecuente que provoca que los guipuzcoanos saquen sus cámaras a la calle.

En verano suben las temperaturas pero sin alcanzar las cotas agobiantes de otros lugares. Aquí los termómetros se quedan en torno a unos agradables 20 grados, aunque se produzcan máximas superiores a los 30. Lo normal es que los días sean agradables y que durante las noches el ambiente se refresque. La lluvia, a veces en forma de suave llovizna (el típico 'sirimiri'), también hace su aparición en las estaciones cálidas, entre ciclos secos.

Las suaves brisas suelen venir del noroeste, del norte o del sur. Pese a su reducida extensión, la morfología de Gipuzkoa, con estrechos valles y montes que actúan como barrera de los aires del mar, hace que la meteorología no sea homogénea y que se registren variaciones entre sus distintas comarcas.