Hola, Bienvenido a mi blog!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mi blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo introduce tu correo para suscribirte.

viernes, 24 de febrero de 2006

Consejos para el cultivo de la Stanhopea

Imprimir

El cultivo de la Stanhopea



Generalidades:

El género cuenta con una cincuentena de especies originarios de regiones tropicales americanos que se extienden de Brasil y Perú a México.

Click here to see a large version

El género estuvo realmente establecido en 1.829, por W. Hooker, que lo nombró así en homenaje a Sir P.H. Stanhope, entonces presidente de la sociedad médico-botánica de Londres.

Morfología de la planta:


Son orquídeas epífitas, muy raramente litófitas o terrestres.

Tiene pseudobulbos agrupados, bastante gruesos, carnosos y ovoides.

De encima de cada una de ellas sale una hoja lanceolada, coriácea, veteada, larga de 20 a 40 cm y ancha de 5 a 15 cm..

Pero lo que caracteriza sobre todo a las Stanhopea, son sus inflorescencias colgantes, con varas que toman su nacimiento en la base de los pseudobulbos y se desarrollan bajo la planta o sobre su lado.

Las flores son grandes, poco numerosas, muy olorosas en casi la mayoría de las especies, pero de corta duración (algunos días).

Click here to see a large version

Su aspecto general es desigual, complejo, no dejando ver que difícilmente sus elementos constitutivos.
Los sépalos y los pétalos son libres, casi iguales, desplegados y carnosos.

El labelo, grueso, ceroso, regularmente ondulado o torcido, se inserta a la base de una columna enderezada o encorvada.

La base del labelo es generalmente sacciforme y globulosa. Su parte mediana tiene regularmente dos cuernos salientes y su extremidad, más o menos móvil, es trilobulada


Condiciones de cultivo:

Los métodos de cultivo cambian casi de una especie a otra. También hay que saber exactamente de dónde proviene la planta, para estimar sus necesidades en cuanto a temperatura y agua.

Luz



Plantas epifitas de bosques claros, las Stanhopeas necesitan una luz tamizada, incluso una sombra ligera (de 15000 a 35000 lux).

En verano, cuando la luz del sol es intensa, hay que optar por una sombra más densa.

En invierno, estas plantas aceptan perfectamente los rayos solares directos.


Temperatura:



En cuanto a las temperaturas, les gustará un invernadero templado: ofrece de 20 a 28º durante el día y la mínima nocturna invernal no baja de 15º: S. grandiflora, S. ebúrnea, S. oculata, S. jenischiana

No obstante, y aunque este rango de temperaturas es suficiente, hay que saber que no todas las Stanhopeas tienen exactamente las mismas necesidades.

Así, las especies del Sur de México, que viven en altitudes inferiores a 2.000 m pueden soportar hasta 35ºC durante el día y solamente 13ºC durante la noche en período de crecimiento. En períodos secos, la temperatura nocturna puede incluso bajar a 10ºC. Es el caso, por ejemplo para Stanhopea intermedia, Stanhopea wardii.

Las Stanhopeas de altitudes más elevadas y regiones particularmente húmedas necesitan temperaturas más bajas: de 16 a 25º C durante el día y 12ºC durante la noche. Un exceso de calor de algunas semanas compromete la temporada de desarrollo y floración de la planta: Stanhopea trigina.



Riegos:



Los riegos, con agua no calcárea, deben ser abundantes durante el período de crecimiento, con el fin de mantener siempre el sustrato húmedo.

Para mantener el sustrato ligeramente húmedo, en el caso de una Stanhopea montada en corcho, se puede poner una pequeña botella de plástico detrás del corcho, rellenarla con agua de lluvia y conectar con una mecha al esfagno. Por capilaridad, el agua será conducida hacia el sustrato.

En período de reposo de la planta (generalmente en invierno) es importante reducir los riegos, incluso suprimirlos, sobre todo si la temperatura baja por debajo de los 13ºC.



Abono:

En período de crecimiento vegetativo, es aconsejable abonarlo, cada 10 ó 15 días, con un abono de fórmula NPK 10-10-10.

No abonar cuando la planta esté en período de reposo.


Sustrato y Transplante:

A causa de sus inflorescencias golgantes, las Stanhopeas no se cultivan en macetas normales. Regularmente, los orquiadictos utilizan cestas fabricadas con listones de madera, cuyo fondo y lados ofrecen grandes aperturas para el paso de las varas florales.

El sustrato utilizado deberá ser bastante grueso, por ejemplo una mezcla de corteza de pino y de poliestireno expandido revestido de una base de esfagno.

Desgraciadamente, en este tipo de cestos, provoca después de 18 a 24 meses, que los pseudobulbos y raíces obstruyen las aperturas, con el riesgo de que las varas florales se estropeen.

Para evitar este tipo de incidente, es posible de cultivar las Stanhopeas en corteza de corcho que tenga la forma de una teja y que será dispuesta verticalmente. La planta crecerá entonces como sobre el tronco de un árbol y nada obstaculizará para el crecimiento de los racimos de flores.
Para este tipo de cultivo, una gran manojo de esfagno será suficiente.

Transplantar la Stanhopea, solamente si es absolutamente necesario, cada 3 ó 4 años, antes del período de reposo, generalmente en invierno

3 comentarios:

Erika dijo...

Me regalaron una Stanhopea no se de que variedad pero no tengo nada de experiencia en como cuidarla me podrías ayudar? leí muchas cosas hermosas en tu pagina y la voy a montar en una corteza de árbol pero la puedo tener afuera? cuanta agua y sol necesita?
Muchas gracias por tu ayuda y felicitaciones por tu pagina es muy linda

Iván dijo...

Hola Erika..

No sé qué clima tienes donde vives. La stanhopea la puedes tener en el exterior, en algún sitio sombreado (que no le dé el sol) pero que a su vez tenga luz, bajo un árbol estaría bien, y si no, bajo una malla de sombreo. Puede aguantar temperaturas mínimas de 15ºC, y necesita muchísima agua en el período de desarrollo, aquí en España, entre primavera y otoño (más o menos entre marzo y octubre), el resto de los meses se pueden espaciar los riegos.

Espero haberte ayudado con tu duda...

Un saludo

Dra. Marcela De La Luz Sánchez dijo...

Hoy floreo por primera vez mi planta stheanopea oculata tiene olor a chocolate. Te anexo foto. Saludos desde México en Atizapan de Zaragoza.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


YoWindow.com Forecast by yr.no

En Gipuzkoa, la provincia más pequeña de España, el clima es de tipo oceánico templado, caracterizado por sus moderadas temperaturas y lluvias relativamente frecuentes, aunque rara vez torrenciales. Se trata de un tiempo húmedo pero agradable, matizado por el efecto suavizador que ejerce el mar.

Los inviernos en Gipuzkoa suelen ser lluviosos pero con temperaturas más bien templadas. Las heladas son escasas y la caída de nieve, un acontecimiento infrecuente que provoca que los guipuzcoanos saquen sus cámaras a la calle.

En verano suben las temperaturas pero sin alcanzar las cotas agobiantes de otros lugares. Aquí los termómetros se quedan en torno a unos agradables 20 grados, aunque se produzcan máximas superiores a los 30. Lo normal es que los días sean agradables y que durante las noches el ambiente se refresque. La lluvia, a veces en forma de suave llovizna (el típico 'sirimiri'), también hace su aparición en las estaciones cálidas, entre ciclos secos.

Las suaves brisas suelen venir del noroeste, del norte o del sur. Pese a su reducida extensión, la morfología de Gipuzkoa, con estrechos valles y montes que actúan como barrera de los aires del mar, hace que la meteorología no sea homogénea y que se registren variaciones entre sus distintas comarcas.