Hola, Bienvenido a mi blog!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mi blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo introduce tu correo para suscribirte.

viernes, 24 de febrero de 2006

Cultivo de Odontoglossum, Miltonidium, Odontocidium, Odontonia, Colmanara, Vuylstekeara, Burrageara, Odontioda, Aspoglossum, Odontobrassia… (Cambria)

Imprimir

Cultivo de Odontoglossum, Miltonidium, Odontocidium, Odontonia, Colmanara, Vuylstekeara, Burrageara, Odontioda, Aspoglossum, Odontobrassia…
(Cambria)


Generalidades:

El género Cambria no existe verdaderamente. El término Cambria se utiliza mal en Europa para designar los híbridos modernos de la familia odontoglossum. La única verdadera Cambria es la Vuylstekeara cambria Plush. Ha sido la primera orquídea producida y comercializada en masa gracias a las nuevas técnicas de clonaje in vitro. El éxito comercial fue tan grande que las otras plantas de la misma familia fueron falsamente denominadas Cambria.

Existen miles de híbridos de odontoglossum como por ejemplo las orquídeas Wilsonara (wils = Cochlioda x Odontoglossum x Oncidium), las Odontocidium (Odcdm = Odontoglossum x Oncidium), las Odontonia (Odtna = Odontoglossum x Miltonia), las Colmanara (Colm = Miltonia x Oncidium x Odontoglossum), las Vuylstekeara (Vuyl = Cochlioda x Miltonia x Odontoglossum), las Burrageara (Burr = Cochlioda x Miltonia x Odontoglossum x Oncidium), las Odontioda (Odontoglossum x Cochlioda), las Aspoglossum (Odontoglossum x Aspasia) y las Odontobrassia (Odontoglossum x Brassia)


La única verdadera "Cambria": la Vuylstekeara Cambria Plush

Morfología de la planta:


Los híbridos de los odontoglossum son orquídeas simpodiales: crean nuevos brotes cada año que se hinchan para formar bulbos (llamados pseudobulbos) rematados con varias hojas. La vara aparece en la base de los pseudobulbos del año y produce muchas flores que pueden ser de forma y color muy variable y algunas veces perfumadas.



Condiciones de cultivo:

Luz



Luz viva, más fuerte que para las phalaenopsis.

Entre noviembre y marzo: Ideales serían 4 horas de sol directo.

Entre abril y octubre: Si es posible sacar la planta al exterior una vez que las temperaturas nocturnas pasen de los 12ºC. Evitar el sol directo entre las 11h y 15h porque podría quemar las hojas. Poner la planta a la sombra y en un sitio húmedo durante los días muy calurosos.

Cuando las hojas adquieren un color ligeramente rosado, es que la planta recibe una buena cantidad de luz



Temperatura:

De a

Los odontoglossum especie no soportan el calor. Los híbridos lo toleran mejor, están a gusto, generalmente con la temperatura de la casa (20-22ºC). Aunque no les guste el calor, pueden soportar hasta 27ºC siempre y cuando la humedad ambiental sea la suficiente y que el aire circundante esté en movimiento.

Pueden soportar temperaturas de hasta 10ºC con la condición de que las hojas y el sustrato estén secos.

Riegos:



Es necesario mantener el sustrato ligeramente húmedo (no encharcado ni completamente seco) mientras se forman los nuevos brotes; en caso contrario, las nuevas hojas saldrán deformes (en forma de acordeón). MUCHO OJO con no saturar el sustrato con agua, pues las raíces tienden a pudrirse. Es necesario, pues, transplantarlos en un sustrato que drene bien y que retenga poco agua. Pero hay que regar a menudo. El cultivo en semi-hidroponia es un método que les conviene particularmente porque permite mantener el ambiente húmedo y aireado para las raíces.

Cuando la planta no está creciendo, hay parar con el abono y espaciar los riegos. Se puede, entonces, dejar secar el sustrato entre dos riegos. Regarlo cuando la planta muestre signos de deshidratación (comienzo de marchitamiento de los pseudobulbos).

¡Mucho Ojo!, mantener las raíces en un sustrato mal aireado y saturado de agua es la manera más segura de provocar la muerte precoz de una orquídea.

Abono:

En período de crecimiento, abonar en cada riego con una solución de abono poco concentrada (concentración de 1/8 a ¼). Regar antes de que el sustrato esté completamente seco. Una vez al mes, regar con agua corriente templada (para eliminar las sales)

Cuando la planta está en período de reposo, regar el sustrato con agua corriente templada, después suspender el abono y espaciar los riegos. Dejar secar completamente el sustrato entre dos riegos, regar solamente cuando los pseudobulbos comienzan a arrugarse ligeramente.

Ciclo de crecimiento

Los híbridos de la familia de los odontoglossum no tienen un período de reposo bien definido y crecen más o menos continuamente durante todo el año a excepción de cuando hace demasiado calor.

Cuando la temperatura pasa de los 25ºC (verano) o que la luz es débil (invierno), el crecimiento se ralentiza considerablemente. Es necesario entonces suspender el abono y espaciar los riegos hasta que se retome el crecimiento.


Sustrato y Transplante:

Los híbridos de odontoglossum se deben transplantar todos los años si están plantados en un sustrato a base de cortezas. Hacerlo, mejor, en primavera u otoño, con la aparición de nuevas raíces. Elegir una maceta que contenga justamente la masa de raíces (mucho cuidado con macetas demasiado grandes). Utilizar un sustrato muy aireado (por ejemplo cortezas de pino de pequeño calibre con un 20% de musgo de esfagno desmenuzado).

En el cultivo semi-hidropónico pueden estar en su maceta hasta que ésta sea demasiado pequeña.

Floración:



La floración se desencadena por una diferencia de temperatura entre 5ºC y 10ºC entre la noche y el día. Esta condición se produce naturalmente al principio de otoño si las plantas han estado en el exterior durante el verano.

Las plantas que no reciben demasiada luz pueden renunciar a florecer a pesar de un buen desarrollo de las hojas y raíces.


A tener en cuenta

Los híbridos de la familia de los odontoglossum tienen algunas veces tendencia a desarrollar hojas en forma de acordeón. Esto se debe a que el sustrato se ha secado demasiado durante la formación de los brotes. Es necesario mantener el sustrato ligeramente húmedo mientras los brotes están formándose. Para hacer esto, utilizar un sustrato que drene bien y regarlo regularmente. Cultivar los híbridos de la familia odontoglossum en hidroponia puede permitirle de disminuir la aparición de hojas en forma de acordeón, pero únicamente cuando las raíces están plenamente adaptadas a ese modo de cultivo que puede tomarle varios meses.

Aunque toleran el calor, los híbridos de la familia odontoglossum cesan su crecimiento cuando hace demasiado calor en verano. Por esta razón es necesario vigilar de no regarlos mucho en este período (dejar secar bien el sustrato entre dos riegos) para evitar la aparición de pudriciones de raíces.


Pequeños trucos (sacados de un foro francés)

Como a esta orquídea no le gusta el calor, evitar transplantarla demasiado tarde en primavera o durante el verano. El período más propicio es a principios de primavera o en el otoño, con la aparición de nuevas raíces.

El color de las hojas puede indicar si la planta recibe la buena cantidad de luz. Las hojas deberían ser de verde claro. Si son de un verde oscuro, la planta no recibe probablemente suficiente luz. Si adquieren una tonalidad rosácea quiere decir que la planta recibe el máximo de luz que puede tolerar. Si son de un verde muy claro, casi amarillo, la luz es demasiado viva.

Las plantas de vivero crecen a menudo en un sustrato que contiene turba. Esta clase de sustrato retiene demasiado el agua y es difícil de administrar el riego. Mientras la planta tenga flores, estar al tanto de no saturar de agua el sustrato y dejar que se seque bien entre dos riegos. Si eres principiante se aconseja de transplantar en un sustrato a base de cortezas finas de pino después de la floración.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


YoWindow.com Forecast by yr.no

En Gipuzkoa, la provincia más pequeña de España, el clima es de tipo oceánico templado, caracterizado por sus moderadas temperaturas y lluvias relativamente frecuentes, aunque rara vez torrenciales. Se trata de un tiempo húmedo pero agradable, matizado por el efecto suavizador que ejerce el mar.

Los inviernos en Gipuzkoa suelen ser lluviosos pero con temperaturas más bien templadas. Las heladas son escasas y la caída de nieve, un acontecimiento infrecuente que provoca que los guipuzcoanos saquen sus cámaras a la calle.

En verano suben las temperaturas pero sin alcanzar las cotas agobiantes de otros lugares. Aquí los termómetros se quedan en torno a unos agradables 20 grados, aunque se produzcan máximas superiores a los 30. Lo normal es que los días sean agradables y que durante las noches el ambiente se refresque. La lluvia, a veces en forma de suave llovizna (el típico 'sirimiri'), también hace su aparición en las estaciones cálidas, entre ciclos secos.

Las suaves brisas suelen venir del noroeste, del norte o del sur. Pese a su reducida extensión, la morfología de Gipuzkoa, con estrechos valles y montes que actúan como barrera de los aires del mar, hace que la meteorología no sea homogénea y que se registren variaciones entre sus distintas comarcas.