Hola, Bienvenido a mi blog!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mi blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo introduce tu correo para suscribirte.

martes, 7 de abril de 2009

Phalaenopsis amboinensis

Imprimir

Hoy os presento la floración de esta orquídea. La tengo en mi poder desde Agosto de 2008. Fue comprada a un vendedor de ebay, Formosa orchid, de Taiwán, que hasta esa fecha vendía orquídeas interesantes a buen precio, pero que poco a poco el vendedor ha ido encareciendo sus productos. Aunque el envío de una sola planta, los gastos de envío eran un poco caros, lo bueno era que me admitía hasta diez orquídeas por el mismo precio, así que aprovechábamos para hacer una compra conjunta con varios amigos para ahorrar bastante dinero en los gastos.

La Phalaenopsis amboinensis fue descrita por primera vez en 1.911 a partir de ejemplares originarios de la isla de Amboine (Molucas), cultivados en el jardín botánico de Bogor (Java). Un ejemplar recogido durante el viaje del Astrolabio entre 1.838 y 1.840, que se encuentra todavía en el museo de Historia Natural en París bajo el nombre de Phalaenopsis hombronii es en realidad una Phalaenopsis amboinensis.

Planta de pequeño tamaño de cultivo cálido, especie epífica proveniente de la isla de Amboine, Sulawesi, Papúa Nueva Guinea e Indonesia. Crece a bajas altitudes, en bosques húmedos y humbríos con lluvias frecuentes durante todo el año. La floración se da a últimos de invierno, principios de primavera con flores duraderas.

La Phalaenopsis amboinensis tiene un tallo corto, robusto, completamente cubierto por el envolvimiento de la base de las hojas. Las raíces son numerosas, carnosas, alargadas de un gris plateado, con las puntas verdes. En su hábitat, tiene pocas hojas (entre 3 y 4), en cultivo de interior puede tener 6 o más hojas; son carnosas, elípticas u oblonga-elípticas u oblonga-lanceoladas. Son largas de unos 25 cms o más y de 8 cms. de ancho o más, de un bonito color verde brillante, ligeramente carenadas en el envés.

La vara floral, generalmente mucho más corta que el follaje, es arqueada u horizontal, de pocas flores y raramente ramificada. La planta emite a menudo, varias varas simultáneamente. Las flores aparecen unas tras otras durante varios meses, o incluso años. Las flores, son de 4,5 a 5 cms. de diámetro, a veces más. Los segmentos florales están bien extendidos. El sépalo dorsal es elíptico u oval-elíptico, agudo, y ligeramente carenado dorsalmente en el ápice y a su vez, es dos veces más largo que ancho. Los sépalos laterales son oblicuos, ampliamente ovalados u ovalado-elíptico; son agudos o ligeramente redondeados, dorsalmente carenados como el sépalo dorsal. Todos los sépalos son del mismo tamaño. Los pétalos, a veces oblicuos, son ovalados o de forma romboide, agudos u obtusos, y a veces más cortos que los sépalos.

Las flores son de un color crema, amarillo o amarillo-verdoso, a veces teñida de anaranjado, con rayas concéntricas de color marrón rojizo. La base de los pétalos y de los sépalos es blanca. La extremidad de las flores está a menudo marcada de verde. Los lóbulos laterales son blancos, amarillo en los callos. El lóbulo mediano es amarillo con dos máculas longitudinales de cada lado de la carena.

A veces la Phalaenopsis amboinensis se confunde con la Phalaenopsis sumatrana. Los detalles del labelo y la forma de la columna permiten de evitar ese problema.

En cuanto a las condiciones de cultivo que le he dado son estas: al ser una orquídea de clima cálido la planta siempre está en interior, en el muro donde tengo las phalaenopsis botánicas y en la parte baja de ella, con luz, pero con bastante sombra. El riego y abono en verano han sido diarios, mientras que en invierno, han sido más espaciados. La floración se produjo de la vara vieja que traía la planta. Muchas de las phalaenopsis botánicas, vuelven a florecer año tras año de las varas antiguas.

Espero que os haya gustado esta floración, tanto como a mí me ha gustado. Para cualquier consulta o sugerencia, podéis escribirme a: airegaizto@gmail.com

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


YoWindow.com Forecast by yr.no

En Gipuzkoa, la provincia más pequeña de España, el clima es de tipo oceánico templado, caracterizado por sus moderadas temperaturas y lluvias relativamente frecuentes, aunque rara vez torrenciales. Se trata de un tiempo húmedo pero agradable, matizado por el efecto suavizador que ejerce el mar.

Los inviernos en Gipuzkoa suelen ser lluviosos pero con temperaturas más bien templadas. Las heladas son escasas y la caída de nieve, un acontecimiento infrecuente que provoca que los guipuzcoanos saquen sus cámaras a la calle.

En verano suben las temperaturas pero sin alcanzar las cotas agobiantes de otros lugares. Aquí los termómetros se quedan en torno a unos agradables 20 grados, aunque se produzcan máximas superiores a los 30. Lo normal es que los días sean agradables y que durante las noches el ambiente se refresque. La lluvia, a veces en forma de suave llovizna (el típico 'sirimiri'), también hace su aparición en las estaciones cálidas, entre ciclos secos.

Las suaves brisas suelen venir del noroeste, del norte o del sur. Pese a su reducida extensión, la morfología de Gipuzkoa, con estrechos valles y montes que actúan como barrera de los aires del mar, hace que la meteorología no sea homogénea y que se registren variaciones entre sus distintas comarcas.