Hola, Bienvenido a mi blog!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mi blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo introduce tu correo para suscribirte.

lunes, 30 de marzo de 2009

Howeara lava burst 'Puanani'

Imprimir

Esta vez os traigo la floración de esta Howeara lava burst (Howeara Mini-Primi x Rodrigezia secunda) y que es resultante del cruce entre un leochilus, un ocidium y una rodrigezia. Es una planta mediana, que suele producir múltiples varas. Está en mi poder desde Octubre de 2007, en que la vi en la Exposición de Orquídeas de Bordeaux 2007 (Francia) y que me encantó nada más verlo y que la vendían Nardotto e Capello; son unos productores/vendedores que tienen unas plantas saludables, y que a mí me encantan, aunque la única pega que les veo son los portes de envío, lo bueno que tienen las expos, es que te ahorras dicho dinero.

Está montada en corcho. Supongo que al principio, llevaría algo de musgo sobre éste, pero con el tiempo lo ha ido perdiendo y ahora lo único que se ven son infinidad de raíces pequeñas que abrazan el corcho (que también es diminuto) y que caen hacia abajo.

Cuando llega finales de Abril, principios de Mayo (que es cuando ya no hay problemas con la temperatura nocturna) la saco al exterior y la coloco en un sitio donde recibe el sol de la mañana y el sol del atardecer, el resto del día está a la sombra. La howeara es una orquídea que necesita una luz que está comprendia aproximadamente entre el de las cattleyas y las phalaenopsis. Como está en corcho, y no tiene ningún sustrato, los riegos son diarios. Es de crecimiento rápido y suele echar varios brotes a la vez, que cuando maduran éstos, sacan infinidad de varas. Aunque en la floración de ahora, solamente ha echado dos varas, en Septiembre de 2008, fueron innumerables las varas que echó, que podéis ver aquí.

A finales de Septiembre, mediados de Octubre, cuando las temperaturas nocturnas empiezan a bajar considerablemente, la meto al interior, a mi buhardilla, donde pasará allí el invierno. Le busco un emplazamiento donde pueda recibir los rayos de sol invernales. Esos rayos le encantan, y si bien los primeros meses tengo la cortina echada, a partir de Diciembre quito la cortina, y tienen el sol cara a cara.

Para los riegos y abono, como el crecimiento se incrementa en primavera-verano, suele ser diario, por las mañanas, para que al atardecer tenga las raíces ya secas. En invierno, cuando los días empiezan a ser más cortos, y la temperatura empieza a bajar, y que también la planta empieza a entrar en un período como de semi-reposo, a parte de dejar de abonarla, los riegos son más espaciados. Empiezo con riegos cada dos días y luego paso cada tres días, para luego, cuando se acerca la primavera con el buen tiempo, empezar a retomar los riegos y abono diarios.

Con estas condiciones que le he dado, la planta se ha multiplicado un montón en solo un año, y espero que ahora que se acerca el verano, empiece a echar un montón de brotes como lo hizo el año anterior.

Para cualquier pregunta, sugerencia o comentario, lo podéis hacer aquí: airegaizto@gmail.com

3 comentarios:

Txemita dijo...

Buenas!!
Bonito tema el de las flores. Tengo a alguien lejos de mi a la que le gustan mucho las flores y las plantas con lo que suelo recurrir a tiendas de envio de flores que siempre vienen bien para estos casos.
El tema es que encontre una web donde se podia comprar flores y plantas en vizcaya y como digo para envio a todo el territorio nacional.
Espero que os guste mi aporte.
Un saludo y hasta pronto.

Iván dijo...

Gracias por tu aporte Txemita...

Saludos

artjardines dijo...

LLego tarde, pero la información todavía está aqui - genial. Gracias por tu blog y los conocimientos que compartes.
Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


YoWindow.com Forecast by yr.no

En Gipuzkoa, la provincia más pequeña de España, el clima es de tipo oceánico templado, caracterizado por sus moderadas temperaturas y lluvias relativamente frecuentes, aunque rara vez torrenciales. Se trata de un tiempo húmedo pero agradable, matizado por el efecto suavizador que ejerce el mar.

Los inviernos en Gipuzkoa suelen ser lluviosos pero con temperaturas más bien templadas. Las heladas son escasas y la caída de nieve, un acontecimiento infrecuente que provoca que los guipuzcoanos saquen sus cámaras a la calle.

En verano suben las temperaturas pero sin alcanzar las cotas agobiantes de otros lugares. Aquí los termómetros se quedan en torno a unos agradables 20 grados, aunque se produzcan máximas superiores a los 30. Lo normal es que los días sean agradables y que durante las noches el ambiente se refresque. La lluvia, a veces en forma de suave llovizna (el típico 'sirimiri'), también hace su aparición en las estaciones cálidas, entre ciclos secos.

Las suaves brisas suelen venir del noroeste, del norte o del sur. Pese a su reducida extensión, la morfología de Gipuzkoa, con estrechos valles y montes que actúan como barrera de los aires del mar, hace que la meteorología no sea homogénea y que se registren variaciones entre sus distintas comarcas.