Hola, Bienvenido a mi blog!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mi blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo introduce tu correo para suscribirte.

miércoles, 3 de junio de 2009

Phalaenopsis fuscata

Imprimir

Hoy os presento la floración de esta phalaenopsis botánica. Se trata de una Phalaenopsis fuscata (del latín fucus, marrón). También llamada Phalaenopsis denisiana y Polychilos fuscata. Se encuentra en las tierras bajas y colinas de los bosques de Sumatra, Malasia, Borneo y Filipinas en elevaciones desde el nivel del mar hata los 1000 metros, epífita en los árboles cerca de los arroyos en bosques sombríos. Necesita un alto grado de humedad, que va desde el 85 a al 90% y una luz menos abundante que la mayoría de otras especies.

Esta orquídea la adquirí a través de ebay, a un vendedor de Hong Kong, en Septiembre de 2008. A parte de ésta, compré varias orquídeas más. El vendedor en cuestión es sunday-biz (www.whatorchids.com). Bajo mi punto de vista, un vendedor pésimo. Entre las orquídeas que me envió, había algunas sin raíces, en mal estado, deshidratadas (nada que ver con las fotos que ponía en los anuncios). Se lo reclamé, y lo único que conseguí de él, fue que me dijera que estaban en buen estado, que era normal que las especies botánicas tuvieran ese aspecto. Todavía hoy es el día, en que han pasado ocho meses y, aunque no se me ha muerto ninguna, aunque tengo varias con un pie más allá que aquí. Lo único que pude hacer, fue votarlo negativamente. Él por su parte, me denegó la entrada a su tienda de ebay. Así que, por mi experiencia, no pidáis a este vendedor (o quizás he tenido yo una mala experiencia con él)

La orquídea, que llegó en un lamentable estado, venía a raíz desnuda, una hoja pequeña, y otra partida y una vara larga de una floración anterior. Lo primero que hice fue preparar una solución de superthrive y bañar la orquídea en él durante unos minutos. Luego cogí un trozo de corcho y lo coloqué allí, con un poquito de musgo de esfagno y musgo vivo. Sorprendentemente, la planta no murió, y aunque sigue igual desde el día que llegó, de la vara antigua fue capaz de sacar una flor.

Como todavía no he tenido ocasión de sacarla al exterior (la orquídea me llegó a finales de Septiembre), ha estado en la buhardilla, con unas mínimas de 15ºC y máximas de media sobre los19/20ºC; y con una humedad relativa de 60% de media. Ha estado ubicada en un sitio que tímidamente recibía los rayos solares invernales entre media y una hora. El resto del tiempo, a la sombra, aunque tenía bastante luz.

Como en invierno, el sustrato tarda más en secarse, bien en el corcho y en maceta mucho más, pues los ritmos de riego y abono eran cada dos o tres días, según la temperatura que hiciera en la buhardilla. Aunque muchas de las orquídeas necesitan un reposo invernal, a ésta como le veía que estaba formando un capullo, también la abonaba.

Esta orquídea puede florecer durante todo el año. El color de fondo de los pétalos es un poco de color amarillo verdoso y marrón / rojo en la mitad o dos tercios inferiores. Los lóbulos laterales del labelo es blanco con una pequeña mancha amarilla en la base y, a veces, ligeramente rayado de púrpura o violeta. La mediana de los lóbulos son de color amarillo con rayas o manchas marrón naranja / rojo. La columna es de color amarillento.

Mucho ojo con el trasplante, las hojas son muy frágiles y se pueden romper.

Bueno, espero que os haya gustado, para cualquier consulta o sugerencia, podéis escribirme a: airegaizto@gmail.com

1 comentario:

marin_gatova dijo...

Preciosa esta orquidea, nunca las vi tan delicadas y de ese color.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


YoWindow.com Forecast by yr.no

En Gipuzkoa, la provincia más pequeña de España, el clima es de tipo oceánico templado, caracterizado por sus moderadas temperaturas y lluvias relativamente frecuentes, aunque rara vez torrenciales. Se trata de un tiempo húmedo pero agradable, matizado por el efecto suavizador que ejerce el mar.

Los inviernos en Gipuzkoa suelen ser lluviosos pero con temperaturas más bien templadas. Las heladas son escasas y la caída de nieve, un acontecimiento infrecuente que provoca que los guipuzcoanos saquen sus cámaras a la calle.

En verano suben las temperaturas pero sin alcanzar las cotas agobiantes de otros lugares. Aquí los termómetros se quedan en torno a unos agradables 20 grados, aunque se produzcan máximas superiores a los 30. Lo normal es que los días sean agradables y que durante las noches el ambiente se refresque. La lluvia, a veces en forma de suave llovizna (el típico 'sirimiri'), también hace su aparición en las estaciones cálidas, entre ciclos secos.

Las suaves brisas suelen venir del noroeste, del norte o del sur. Pese a su reducida extensión, la morfología de Gipuzkoa, con estrechos valles y montes que actúan como barrera de los aires del mar, hace que la meteorología no sea homogénea y que se registren variaciones entre sus distintas comarcas.