Hola, Bienvenido a mi blog!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mi blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo introduce tu correo para suscribirte.

sábado, 13 de junio de 2009

PLAGAS: Mosca blanca

Imprimir

Volver a "Enfermedades y plagas en las orquídeas"

1. DESCRIPCIÓN

Son insectos que afectan a gran variedad de especies hortícolas, principalmente en cultivo protegido, aunque también pueden afectar a cultivos al aire libre.
Son insectos de pequeño tamaño, en torno a los 2 mm. La mosca adulta tiene las alas de color blanco, cubiertas por una especie de cera pulvurenta. Las alas son triangulares, aunque hay otras especies de mosca blanca que poseen unas alas con los bordes más paralelos al cuerpo.
A pesar de que no suelen ocasionar grandes daños si no existen plagas importantes, pueden ser transmisoras de enfermedades y virosis

2. SÍNTOMAS

Esta plaga se puede localizar en el envés de las hojas, provocando los daños al alimentarse, siendo en la fase larvaria cuando más daños producen. Cuando las poblaciones de mosca son elevadas se pueden observar desecaciones en las hojas, comenzando este síntoma siempre por el borde de las mismas. También se puede observar un debilitamiento general de la planta así como fenómenos de clorosis.

Los daños directos no suelen ser muy importantes como hemos indicado, a no ser que la población sea muy elevada. Sin embargo además de estos daños producidos directamente por la alimentación de la mosca, se pueden producir otros síntomas relacionados como puede ser la aparición de negrilla debido a la secreción de melaza de la mosca.

Uno de los daños de mayor importancia ocasionado por la presencia de esta plaga es la transmisión de algunos tipos de bacterias, y especialmente algunas virosis, de las cuales es este insecto vector.

3. MORFOLOGÍA Y CICLO DE VIDA.

Las especies de mosca blanca presentan cuatro estados diferenciados: huevo, larva, pupa y adulto. A su vez el estado de larva tiene tres estadios (I, II y III). Existen algunas discrepancias en la utilización del término pupa, que no lo es realmente, ya que existe alimentación en la primera parte del estado, y la transformación en adultos se produce en la parte final del mismo, sin que exista una muda pupal. Por ello sería más correcto el nombre de ninfas en lugar de larva (I, II y III) y ninfa IV para la pupa. Sin embargo la terminología larva-pupa sigue utilizándose en la actualidad.

Los adultos, revestidos de una secreción cérea pulverulenta blanca, tienen los ojos de color rojo oscuro, con dos grupos de omatidias unidas en el centro por una o dos de ellas. En reposo las alas se pliegan sobre el dorso formando un tejadillo casi rectangular.
Los huevos son elípticos, asimétricos. Las larvas son ovaladas, aplanadas, de color blanco amarillento y translúcidas. En todos los estadíos el contorno es irregular.

La hembra deposita preferentemente los huevos en el envés de las hojas, unidos a ellas mediante un pedicelio que es insertado en el tejido hospedante, aunque en algunos cultivos prefiere el haz. Los huevos se disponen de forma aislada, en grupos irregulares o en semicírculos, los cuales traza a modo de abanico con su abdomen sin moverse del sitio, pues no abandona su actividad de comer mientras los pone. Pueden o no estar recubiertos por una secreción cerosa blanca.

El estado larvario dura aproximadamente un mes. Durante los tres primeros estadios, la larva se alimentará succionando jugo de la planta de tal forma que, en caso de que esta se secase o muriese, ella también moriría. En el primer estadio se mueve unos pocos milímetros para buscar su propio lugar y clava su aparato bucal en el tejido de la planta. El segundo estadio es típico por la cremosa transparencia y por el desarrollo de patas y antenas rudimentarias. En el tercer estadio aumenta el tamaño y es de una transparente cremosidad. En el cuarto y último estado larvario no es necesaria la ingesta de alimento, adquiere un color verdeamarillento, empieza a abultarse y se hacen visibles dos ojos rojos. Transcurridas las cuatro semanas emergen el adulto de la pupa.

El tiempo de desarrollo de esta especie de mosca blanca depende principalmente de la temperatura, de la planta huésped y de la humedad. Algunos investigadores han estudiado la duración del desarrollo de huevo a insecto adulto a diferentes temperaturas. En algodón el ciclo suele ser de dos a tres semanas en verano. El tiempo necesario para el desarrollo es menor según aumentan las temperaturas. El desarrollo del insecto es óptimo a temperaturas altas (unos 30-33º C). Por encima de 33º C el ritmo de desarrollo decrece rápidamente de nuevo. No sólo es importante el tipo de planta huésped, sino también la calidad nutricional del cultivo. Situaciones de estrés tales como una baja intensidad luminosa, altas temperaturas y extrema humedad, pueden influir sobre el desarrollo directa o indirectamente.

4. DAÑOS CAUSADOS

Los daños causados por esta especie de mosca blanca pueden ser:

a) Directos. Producidos por la succión de savia. En este proceso se inyectan toxinas a través de la saliva lo que ocasiona el debilitamiento de la planta y a veces manchas cloróticas. En ataques intensos se producen síntomas de deshidratación, detención del crecimiento y disminución del crecimiento.

b) Indirectos. Producidos por la secreción de melaza y posterior asentamiento de negrilla (Cladosporium sp.) en hojas, flores y frutos; lo que provoca asfixia vegetal, dificultad en la fotosíntesis, disminución en la calidad de la cosecha, mayores gastos de comercialización y dificultad en la penetración de fitosanitarios.

c) Transmisión de virus. La mosca blanca es capaz de transmitir gran cantidad de virosis. De entre ellas un buen número afectan al tomate. Se conoce su eficacia en la transmisión de enfermedades como:
  • Tomato Yellow Leaf Curl Virus (TYLCV).
  • Tomato Yellow Mosaic Virus (TYMV).
  • Tomato Leaf Curl Virus (TLCV).
  • Chino del tomate (CdTV).
  • Tomato Golden Mosaic Virus (TGMV).
  • Tomato Yellow Dwarf Virus (TYDV).
  • Leaf Curl Chili Virus (LCChV).
  • Yellow Mosaic French Bean Virus (YMFBV).
  • Tomato Mottle Virus (TMOV).

De todas estas virosis la primera es, en la actualidad, el más extendido y pernicioso en las áreas mediterráneas, al originar una parada casi total en el desarrollo de las plantas afectadas.

La enfermedad del virus del rizado amarillo del tomate (TYLCV) o “virus de la cuchara”, como se conoce coloquialmente, es de reciente introducción en la Península Ibérica. Su fuerte incidencia en los cultivos de tomate bajo invernadero, llevando incluso al arranque de parcelas, hace imprescindible el control de su vector. La transmisión del TYLCV por Bemisia tabaci se realiza de forma persistente circulativa. Es adquirido, tanto por las larvas como por los adultos, al alimentarse del floema de las plantas infectadas. El periodo de adquisición oscila entre 15 y 30 minutos, necesitando de un tiempo similar para inocularlo. Los adultos son capaces de transmitir el virus antes de las 17 horas después de su primera ingestión, permaneciendo infectivo durante más de 8 días, hasta un máximo de 20 días. Durante ese periodo la infectividad del vector disminuye progresivamente, pudiendo readquirirlo en sucesivas alimentaciones. En ningún caso el virus se transmite a la progenie. Los síntomas en las plantas pueden aparecer a los 15 o 20 días después de ser inoculado el virus por el vector.

Al biotipo B se le considera menos eficaz que al biotipo A en la transmisión, aunque su polifagia y sus elevadas potencialidades multiplicativas hacen que se contemple como el principal dispersador de la enfermedad.

La condición de vector hace que, en las zonas donde coincide con las virosis, los niveles poblacionales de intervención sean muy inferiores a los que se establecen para la plaga productora de daños directos. Los riesgos de mayor incidencia de la enfermedad se producen en el verano y en el otoño, cuando las poblaciones alcanzan niveles máximos.

5. PREVENCIÓN Y CONTROL

Como medidas preventivas y culturales:

- Se tiene que evitar abandonar el cultivo al final del ciclo, ya que es un atrayente del adulto, así como eliminar resto de cultivo y plantas hospedantes.

- Es recomendable la utilización de mallas en bandas y cumbreras de invernaderos, así como la utilización de cubiertas flotantes.

- Evitar plantas procedentes de semilleros que ya vengan afectadas

Las medidas de control químico son muy difíciles debido a la rapidez con que presentan resistencias a los productos químicos, y la elevada resistencia que poseen los huevos y el estado de pupa.
Debido a estas características de resistencia es recomendable aplicar el producto mojando muy bien la planta, alternar productos para evitar las resistencias, evitar materias activas perjudiciales para los enemigos naturales de la mosca, y realizar los tratamientos a principio y final del día.

Entre los productos más efectivos y ecológicos para eliminar las plagas se encuentra el aceite de neem, obtenido del cinamomo o melia, un árbol procedente de la India y plantado como árbol ornamental en muchas avenidas y parques de las ciudades y cuyas bayas resultan tóxicas. El aceite extraído de esta planta contiene muchos flavonoides con propiedades insecticidas. A diferencia de los anteriores apenas actúa por contacto, si no solo por ingestión y no afecta a los mamíferos.

Es interesante intentar preservar y alimentar las poblaciones de los enemigos de la mosca, ya que hay gran cantidad de parásitos y depredadores de gran eficacia.

Suele afectar a los cultivos de tomate, pepino, melón, berenjena, judía, pimiento y sandia, principalmente. También afecta a otros cultivos industriales, frutales, y algunas ornamentales



TRAMPA PARA MOSCA BLANCA

Con la preparación de la trampa para la mosca blanca, podemos reducir el uso de los productos fitosanitarios. Hace unos años, en nuestro país como también en los países vecinos, se ha incrementado la población de moscas blancas; cada vez se hace más difícil controlarlas debido al uso indiscriminado de los productos fitosanitarios, esto debido a que muchas personas los aplican sin ningún criterio técnico, y eso lentamente va haciendo que la mosca blanca se vuelva resistente a esos productos.
El problema de que la mosca se va volviendo resistente a los productos fitosanitarios también se da debido a que muchas personas solo hacen rotación de nombres de insecticidas, y no rotación de productos fitosanitarios por grupo químico.



EL PORQUÉ DE SU USO
Para minimizar la utilización de productos fitosanitarios para el control de la mosca blanca, se puede incorporar dentro del sistema de producción la utilización de una trampa.
Sin la utilización de esta trampa, el productor deberá realizar pulverizaciones cada 5 a 8 días en su parcela, lo que con el tiempo podría dar problemas de residuos en los productos. Sin embargo, con la utilización de la trampa, el control de la mosca se hace más efectivo y se pueden realizar pulverizaciones cada 10 días.

DAÑOS QUE OCASIONA
Uno de los principales daños que ocasiona la mosca blanca es la transmisión de virus; por ser una plaga polífaga y de mucha movilidad, es uno de los principales transmisores de virus en los cultivos hortícolas; por eso es muy importante su control.

QUÉ SE NECESITA
Una botella de plástico transparente de uno o dos litros no debe ser de color verde u oscuro; jugo en polvo concentrado; 20 gramos de carbaril (con otro producto fitosanitario no funciona) y 10 litros agua (esto es para una hectárea) y una cuchara.
Esta cuchara que se utiliza para el preparado, ya no deberá utilizarse para el uso humano y animal.

FABRICACIÓN DE LA BOTELLA
Una vez que se cuenta con todos los elementos para la fabricación de la trampa, se tomará la botella y, con un objeto punzante que puede ser un clavo o un destornillador fino, se le harán varios agujeros a la botella. Sin embargo, estos agujeros deben ser hechos hasta la mitad de la botella y partiendo de abajo para arriba, unos cuatro dedos. Los agujeros no deben redondear a la botella, de tal forma que cuando se quiera derramar el producto se pueda hacerlo por el borde agujereado.
El tamaño de los agujeros no debe ser muy grande, pues el producto que irá dentro atraerá también a otro tipo de moscas, y lo que se quiere es atrapar a las moscas blancas y no a las moscas caseras, que son más grandes.


PREPARACIÓN DE LA MEZCLA
En 10 litros de agua, se mezclarán 10 gramos de jugo en polvo concentrado y 20 gramos de carbaril, para luego revolver.
Se recomienda que el preparado sea bien amarillo, pues el color –y cuanto más dulce es–, atraerá más a las moscas. Este preparado se irá colocando dentro de las botellas que luego serán colocadas en la huerta.

PERIODO DE APLICACIÓN
La forma de utilización de la trampa para mosca blanca se hace de la siguiente manera:
Suponiendo que hoy es el primer día del mes, el productor hará hoy su pulverización con un producto fitosanitario en el cultivar; al quinto día, se colocarán las trampas para moscas dentro del cultivar; a los diez días se vuelve a aplicar otro producto fitosanitario de otro grupo químico para poder cumplir con las recomendaciones técnicas y, cinco días después, se cambia el caldo de todas las trampas. Entonces, cada diez días se hacen las pulverizaciones y cada 10 días se cambia la trampa para la mosca blanca. Si llueve, el caldo de las trampas inmediatamente debe ser cambiado.

CÓMO SE DISPONE EN LA PARCELA
Las trampas para moscas pueden ser colgadas con un alambre o un hilo fino, y las mismas deben ir dispuestas a diferentes alturas. No se recomienda colocar todas arriba o todas abajo, sino en forma intercalada.
Cada módulo de sombráculo tiene aproximadamente 2500 metros cuadrados; como mínimo, debe haber siete trampas por cada módulo, y deben ser puestas al azar, pero preferentemente se colocan en zigzag.

Bueno, espero que os haya gustado, para cualquier consulta o sugerencia, podéis escribirme a: airegaizto@gmail.com

Volver a "Enfermedades y plagas en las orquídeas"

1 comentario:

José Antonio dijo...

Amigo Ivan tudo bem agradeço todos os seus comentarios os cestos tirei o molde do seu blog.obrigado pelas dicas e um bom fim de semana... Com um abraço .Jose Almeida

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


YoWindow.com Forecast by yr.no

En Gipuzkoa, la provincia más pequeña de España, el clima es de tipo oceánico templado, caracterizado por sus moderadas temperaturas y lluvias relativamente frecuentes, aunque rara vez torrenciales. Se trata de un tiempo húmedo pero agradable, matizado por el efecto suavizador que ejerce el mar.

Los inviernos en Gipuzkoa suelen ser lluviosos pero con temperaturas más bien templadas. Las heladas son escasas y la caída de nieve, un acontecimiento infrecuente que provoca que los guipuzcoanos saquen sus cámaras a la calle.

En verano suben las temperaturas pero sin alcanzar las cotas agobiantes de otros lugares. Aquí los termómetros se quedan en torno a unos agradables 20 grados, aunque se produzcan máximas superiores a los 30. Lo normal es que los días sean agradables y que durante las noches el ambiente se refresque. La lluvia, a veces en forma de suave llovizna (el típico 'sirimiri'), también hace su aparición en las estaciones cálidas, entre ciclos secos.

Las suaves brisas suelen venir del noroeste, del norte o del sur. Pese a su reducida extensión, la morfología de Gipuzkoa, con estrechos valles y montes que actúan como barrera de los aires del mar, hace que la meteorología no sea homogénea y que se registren variaciones entre sus distintas comarcas.