Hola, Bienvenido a mi blog!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mi blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo introduce tu correo para suscribirte.

sábado, 16 de mayo de 2009

Miltonidium hawaiian sunset

Imprimir

En mis inumerables visitas a los centros de jardinería que hay por mi zona, un día me topé con esta orquídea en Urtinea, un centro de jardinería que se encuentra en Usurbil, a pocos kilómetros de mi pueblo, y en el que aunque generalmente suelen tener phalaenopsis, dendrobiums y cymbidiums, de vez en cuando puedes encontrarte con vandas, cattleyas, masdevallias y en mi caso con este Miltonidium hawaiian sunset. Nada más verlo, me encantó, pues las dos varas que traía, estaban plagaditas de flores de unos colores que me encantaban.

Este híbrido es un cruce entre Miltonidium pupukea sunset y Milnonia warscewiczii. Se trata de un híbrido intergenérico de fácil cultivo y fácil de hacerla florecer (dos veces al año). Además las flores tienen una agradable fragancia. Las varas se llenan con flores de 2,5 y 3,5 cms. de un color amarillo, rojo caoba y el labelo blanco. Suele producir varios brotes a la vez, por lo que cuando maduran producen varias varas a la vez.

El Miltonidium hawaiian sunset prefiere una luz entre baja y media. En casa se la podemos proporcionar colocándola en una ventana que esté al este o al oeste. También es de fácil cultivo con luz artificia. Prefiere un entorno entre intermedio y cálido. En invierno, la temperatura nocturna no debe bajar nunca de los 13ºC, y las temperaturas máximas deben estar entre los 21 y los 29ºC. En verano puede ser unos pocos grados más. En mi caso, en invierno nunca baja la temperatura nocturna de 15ºC, aunque la diurna ronda los 20ºC. Sin embargo, al cultivarla en exterior, en verano, la temperatura nocturna puede bajar a 10ºC algunos días, aunque la temperatura diurna puede rondar los 25ºC.

Necesita una humedad de 50% o superior. El agua de lluvia, destilada o agua de ósmosis inversa es la ideal para regar las plantas, aunque yo utilizo agua de grifo dejándola en reposo en un recipiente durante 24 horas. Si está en maceta, hay que regarlo cuando se vea que el sustrato se vaya a secar, sin que llegue a hacerlo. Si está en corcho, regarlo todos los días (mi caso). Si se riega en demasía, puede haber problemas de pudrición de raíces o problemas de hongos. En cuanto al abono, siempre añado un poco con el agua de riego (en invierno, que lo hago en casa y manualmente). En verano (en el exterior), como lo hago con la manguera (sin abono), cada 15 ò 20 días, añado abono a las orquídeas con un pulverizador

El Miltonidium hawaiian sunset puede florecer en otoño y/o en primavera. A mí me lo hizo en octubre de 2008 y ahora de nuevo. Las flores, numerosas, son de un tamaño entre 2,5 y 3,5 cms. Son longevas, pueden durar de uno y medio a tres meses.

Si tu Miltonidium hawaiian sunset está en maceta, debes saber que hay que trasplantarla cada año y medio. La planta se puede dividir, siempre y cuando cada división contenga tres o más pseudobulbos por cada división

Bueno, espero que os haya gustado, para cualquier consulta o sugerencia, podéis escribirme a: airegaizto@gmail.com

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


YoWindow.com Forecast by yr.no

En Gipuzkoa, la provincia más pequeña de España, el clima es de tipo oceánico templado, caracterizado por sus moderadas temperaturas y lluvias relativamente frecuentes, aunque rara vez torrenciales. Se trata de un tiempo húmedo pero agradable, matizado por el efecto suavizador que ejerce el mar.

Los inviernos en Gipuzkoa suelen ser lluviosos pero con temperaturas más bien templadas. Las heladas son escasas y la caída de nieve, un acontecimiento infrecuente que provoca que los guipuzcoanos saquen sus cámaras a la calle.

En verano suben las temperaturas pero sin alcanzar las cotas agobiantes de otros lugares. Aquí los termómetros se quedan en torno a unos agradables 20 grados, aunque se produzcan máximas superiores a los 30. Lo normal es que los días sean agradables y que durante las noches el ambiente se refresque. La lluvia, a veces en forma de suave llovizna (el típico 'sirimiri'), también hace su aparición en las estaciones cálidas, entre ciclos secos.

Las suaves brisas suelen venir del noroeste, del norte o del sur. Pese a su reducida extensión, la morfología de Gipuzkoa, con estrechos valles y montes que actúan como barrera de los aires del mar, hace que la meteorología no sea homogénea y que se registren variaciones entre sus distintas comarcas.