Hola, Bienvenido a mi blog!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mi blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo introduce tu correo para suscribirte.

viernes, 27 de agosto de 2010

Phalaenopsis [Phal.] pulchra

Imprimir

Ubicación / Hábitat: La Phalaenopsis pulchra es originaria de Filipinas. Concretamente se encuentran en la isla de Luzón cerca de Balete Pass en la provincia de Nueva Écija, así como también en la provincia de Nueva Vizcaya y en la isla de Leyte que se encuentra en el grupo de islas Visaya. La información más reciente indica que las plantas crecen como epífitas entre los 100 y los 650 mts. sobre el nivel del mar, pero en estudios anteriores se decía que la Phalaenopsis pulchra se encontraba en las laderas de las montañas del este a 1.372 mts de altura. La temperatura ronda en verano, 30ºC durante el día, y 20ºC durante la noche. En invierno, la temperaura diurna es de 26ºC y 16ºC durante la noche. La humedad es muy alta, entre el 85 y 90% durante todo el año, acompañado de una fuerte aireación. La lluvia es copiosa durante todo el año.

Para el cultivo en casa, tenemos que saber entonces que, la Phalaenopsis pulchra, necesita estar en un entorno con luz, pero sin sol directo. Con temperaturas más bien altas. Con una humedad ambiental muy alta también, y siempre acompañado de una buena ventilación (ventanas abiertas, ventilador...), y con riegos abundantes durante todo el año, eso sí, sin llegar a encharcar el medio.

Esta planta la adquirí a través de internet a una tienda online de Alemania, Currlin Orchideen. Tuve la posibilidad de visitar sus instalaciones en Agosto de 2007 en un viaje que realicé a Alemania y quedé maravillado de todas las cosas que pude ver. La orquídea llegó en buen estado, y plantada en maceta. Como hago con casi todas las orquídeas que llegan de esta forma, la monté en corcho, que es como mejor me apaño yo para sus cuidados. Después, la puse en la buhardilla junto a mis demás orquídeas.

Mis condiciones de cultivo (en mi buhardilla):

  • Luz. La tengo puesta de tal manera que tiene muy buena luz, pero que nunca los rayos directos de sol incidan sobre la planta. En verano pongo una cortina sobre la ventana para que tamice la luz. En invierno, quito la cortina y y la planta recibe los rayos de sol directamente sobre la planta sin ningún problema (una buena forma de saber si se van a quemar las hojas es tocarlas y si se notan frescas, no hay ningún problema)
  • Temperatura. En verano, entre mínimas de 18 y máximas de 25ºC, con algunos picos de 30ºC los días más calurosos, pero que son escasos en mi tierra. La temperatura en invierno, entre 15 y 20ºC. No es lo ideal para esta orquídea, pero es lo que le puedo ofrecer. Y muy mal no debe estar, pues consigo que florezca.
  • Humedad. Tengo una media de 60% de humedad durante todo el año, aunque algunas veces baja a 50% (algunas veces menos) y otras sube a 70%.
  • Ventilación: Siempre que el tiempo me lo permita, abro las ventanas para que haya una buena ventilación. El calor más una poca ventilación, es igual a la producción de hongos en las orquídeas. Es por eso, que siempre que se pueda, darles una buena ventilación. Vale con un ventilador.
  • Riegos. En verano una vez cada dos días (los días de más calor, una vez al día) y en invierno, una vez cada tres o cuatro días.... Siempre miro un poco, en qué condiciones está el día, si mucho o poco calor; si alta o baja humedad; si está soleado o no...

Bueno, espero que os haya gustado, para cualquier consulta o sugerencia, podéis escribirme a: airegaizto@gmail.com

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


YoWindow.com Forecast by yr.no

En Gipuzkoa, la provincia más pequeña de España, el clima es de tipo oceánico templado, caracterizado por sus moderadas temperaturas y lluvias relativamente frecuentes, aunque rara vez torrenciales. Se trata de un tiempo húmedo pero agradable, matizado por el efecto suavizador que ejerce el mar.

Los inviernos en Gipuzkoa suelen ser lluviosos pero con temperaturas más bien templadas. Las heladas son escasas y la caída de nieve, un acontecimiento infrecuente que provoca que los guipuzcoanos saquen sus cámaras a la calle.

En verano suben las temperaturas pero sin alcanzar las cotas agobiantes de otros lugares. Aquí los termómetros se quedan en torno a unos agradables 20 grados, aunque se produzcan máximas superiores a los 30. Lo normal es que los días sean agradables y que durante las noches el ambiente se refresque. La lluvia, a veces en forma de suave llovizna (el típico 'sirimiri'), también hace su aparición en las estaciones cálidas, entre ciclos secos.

Las suaves brisas suelen venir del noroeste, del norte o del sur. Pese a su reducida extensión, la morfología de Gipuzkoa, con estrechos valles y montes que actúan como barrera de los aires del mar, hace que la meteorología no sea homogénea y que se registren variaciones entre sus distintas comarcas.