Hola, Bienvenido a mi blog!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mi blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo introduce tu correo para suscribirte.

martes, 18 de agosto de 2009

Angraecum scottianum

Imprimir

Esta vez le toca el turno, y ya era hora, la floración de esta orquídea. El Angraecum scottianum que está conmigo desde Octubre de 2007 (Exposición de orquídeas de Bordeaux) y adquirida a Nardotto e Capello, es la primera vez que florece estando conmigo... No sé si por que aún era planta joven, o por que no le encontraba el sitio adecuado, no quería florecer. El verano pasado estuvo en el exterior, resguardado de los rayos directos de sol, pero expuesto a las demás inclemencias del tiempo. Este año, se quedó en mi buhardilla, al calorcillo, y eso parece que le ha gustado y lo ha hecho florecer.

Pertenece a la subtribu Angraecinae y, como tal, no posee pseudobulbos, pero tienen un crecimiento monopódico, tallo por tallo. Pertenece a la Alianza Angraecum junto con los géneros Aeranthex y Jumellea.

Los angraecums en general son muy variados y floríferos y viven en hábitats de bosques tropicales secos y por consecuencia, suelen tener hojas carnosas. La mayoría son epífitas, pero unas pocas son litófitas. África tropical y Madagascar, son las zonas donde mayormente podemos encontrarlos, aunque en el sureste de Asia también se pueden encontrar, al igual que en las Comores, que es originario el Angraecum scottianum, en las Seychelles y en el archipiélago de Mascarene. Viven en altitudes que puedes encontrar desde el nivel del mar hasta los 2000 metros en regiones húmedas, aunque el Angraecum scottianum se da más en el rango de entre 300 y 650 metros. La larga duración de sus flores racimosas crecen a partir de las axilas de las hojas. La mayoría son blancas, pero algunas son de color amarillo, verde y ocre. Todos ellos tienen un espolón en la parte posterior del labelo (labio). En el caso del Angraecum sesquipedale, una especie de Madagascar, Charles Darwin observando la longitud de 30 cms del espolón, teorizó que, puesto que el néctar se encuentra en la parte inferior del espolón, debería existir un polinizador, con una espiritrompa de al menos tan larga como el espolón. También añadió, que de no haberlo, la orquídea jamás sería polinizada. No se le creyó en su tiempo. Sin embargo, mucho tiempo después de la muerte de Darwin, tal como predijo, fue descubierto el insecto polinizador de dicha planta, una polilla halcón ahora llamado Xanthopan morganii praedicta. Tenía una larga espiritrompa. Podéis ver en el siguiente vídeo, cómo dicha polilla introduce su larga espiritrompa en el espolón de la orquídea.



Las condiciones de cultivo que le he dado son éstas. Está en interior todo el año, en mi buhardilla. Está montada en corcho, el musgo que tenía poco a poco se ha ido cayendo y ahora está a raíz desnuda, por lo que los riegos son frecuentes, todos los días. Está ubicada en un lugar donde no recibe los rayos directos de sol, pero sí tiene luz. En invierno tiene una temperatura mínima de 15ºC y una máxima de 20ºC, con una humedad del 60%, los riegos y abonos son más espaciados, cada dos o tres días. En verano, tiene una temperatura mínima de 20ºC y una máxima de unos 25ºC, llegando picos de 30ºC. La humedad en torno al 60% y los riegos y abono, todos los días.

Bueno, espero que os haya gustado, para cualquier consulta o sugerencia, podéis escribirme a:

airegaizto@gmail.com

9 comentarios:

rahamen dijo...

Un blog increible, una maravilla para los que queremos adentrarnos en ese mundo de las orquídeas.
Enhorabuena

Iván dijo...

Rahamen...

Me alegra saber de que te ha gustado. Para cualquier cosa, ya sabes dónde encontrarme.

Un saludo

ana dijo...

Iván, felicidades.Imagino la emoción después de dos años de espera!

Ah y el vídeo me ha parecido también muy interesante.
Saludos.
Maria

Iván dijo...

María.. La verdad que tengo orquídeas que se me resisten, y algunas tengo ya con cuatro años conmigo y que no quieren florecer... pero como tengo santa paciencia, yo sigo esperando, jejejeje...

El vídeo me lo encontré en Youtube y me pareció interesante.

Saludos

Betina dijo...

Felicidades por tu nueva flor!!!, es bellísima; gracias por el video, está muy interesante

Como siempre, encantada de tenerte en mi bandeja de entrada

Muchos Besos!
Betina

Iván dijo...

Betina...

Agradecido yo por que seas asidua lectora de mi blog.

Un beso

Ernesto dijo...

Hace mucho tiempo adquiri un tubo de ensayo con Angraecum sesquipedale, con todo el cuidado del mundo y siguiendo las instrucciones apropiadas logre sacarlas del tubo de ensayo y las cultivé en mi vivero, cuado la planta tenía aproximadamente 7 cm, y yo, la alegria de poder poseer este especimen, una oruga se la comio casi en su totalidad.
Te felicito por el logro de hacerla florecer.
Saludos desde Costa Rica

Iván dijo...

Hola Ernesto...

Tu problema son las orugas, el mío los caracoles. Hace poco tuve que meter algunas orquídeas al interior, pues los caracoles se comieron todas las hojas, dejando solamente las cañas y los pseudobulbos. Como vivo en el campo, es difícil de librarme de ellos.

Un saludo, y quién sabe algún día, pues polinicé la flor con el fin de hacerla germinar en cultivo in vitro...

Gabriel Antich dijo...

Hola. Yo soy de costa rica. Clima tropical. Altura de unos 600 m. Se dara bien el sesquipedale? Que tamaño debe alcanzar para su primera floracion? Yo tengo una coleccion de cattleyas dendrobiums y Paphiopedilum. A cual condicion se adaptará mejor a la de los paphio?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


YoWindow.com Forecast by yr.no

En Gipuzkoa, la provincia más pequeña de España, el clima es de tipo oceánico templado, caracterizado por sus moderadas temperaturas y lluvias relativamente frecuentes, aunque rara vez torrenciales. Se trata de un tiempo húmedo pero agradable, matizado por el efecto suavizador que ejerce el mar.

Los inviernos en Gipuzkoa suelen ser lluviosos pero con temperaturas más bien templadas. Las heladas son escasas y la caída de nieve, un acontecimiento infrecuente que provoca que los guipuzcoanos saquen sus cámaras a la calle.

En verano suben las temperaturas pero sin alcanzar las cotas agobiantes de otros lugares. Aquí los termómetros se quedan en torno a unos agradables 20 grados, aunque se produzcan máximas superiores a los 30. Lo normal es que los días sean agradables y que durante las noches el ambiente se refresque. La lluvia, a veces en forma de suave llovizna (el típico 'sirimiri'), también hace su aparición en las estaciones cálidas, entre ciclos secos.

Las suaves brisas suelen venir del noroeste, del norte o del sur. Pese a su reducida extensión, la morfología de Gipuzkoa, con estrechos valles y montes que actúan como barrera de los aires del mar, hace que la meteorología no sea homogénea y que se registren variaciones entre sus distintas comarcas.