Hola, Bienvenido a mi blog!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mi blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo introduce tu correo para suscribirte.

lunes, 29 de diciembre de 2008

Vanda spotted sunshine x Vanda keeree's delight

Esta vanda está conmigo desde la Feria de plantas anual que se hace en Iturraran (Aia), regalo de Álex -un amigo del foro de orquídeas de infojardín-. La verdad que fue una doble sorpresa... primero por que si bien me había dicho que me traía solamente una vanda, me vino con tres, y la otra sorpresa es que no se sabía de qué color iban a ser las flores.


Como a todas mis vandas, cuando llegan los meses más calurosos del año, las saco al exterior, expuestas a los rayos directos del sol. Como ya las tengo acostumbradas a que reciban rayos de sol directo, bien en otoño, en invierno y en primavera, cuando llega el sol fuerte de verano, no me preocupo de que se me puedan quemar (quizás alguna manchita de quemadura ha tenido alguna de sus hojas, no lo voy a negar). Si pincháis en este enlace, podréis ver cómo suelen estar.


Con ésta hice lo mismo, al exterior con las demás. Al tener las raíces al aire, y al ser una orquídea que requiere mucha humedad (aunque gracias a Dios en nuestra zona no tenemos problema de eso), los riegos son diarios y en los días más calurosos, incluso dos y tres veces al día.
Para el abono, lo que hago es coger estiércol de vaca, lo introduzco en un rulo (de esos que utilizan las peluqueras para hacer rizos) y lo pongo sobre la cesta. Cada vez que lo riego, hago incidencia con la manguera en el rulo, así va liberando el alimento para la vanda poco a poco.


A finales de Agosto empezó la formación de sus varas, sí varas, pues en dos de sus axilas empezaron a aparecer unas incipientes varas. Despues de cuatro meses de larga espera, pero no con cierta curiosidad para saber de qué color serían las flores, éste fue el resultado tan maravilloso.
Si quieres saber más sobre su cultivo, mira la ficha de cultivo sobre las vandas.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


YoWindow.com Forecast by yr.no

En Gipuzkoa, la provincia más pequeña de España, el clima es de tipo oceánico templado, caracterizado por sus moderadas temperaturas y lluvias relativamente frecuentes, aunque rara vez torrenciales. Se trata de un tiempo húmedo pero agradable, matizado por el efecto suavizador que ejerce el mar.

Los inviernos en Gipuzkoa suelen ser lluviosos pero con temperaturas más bien templadas. Las heladas son escasas y la caída de nieve, un acontecimiento infrecuente que provoca que los guipuzcoanos saquen sus cámaras a la calle.

En verano suben las temperaturas pero sin alcanzar las cotas agobiantes de otros lugares. Aquí los termómetros se quedan en torno a unos agradables 20 grados, aunque se produzcan máximas superiores a los 30. Lo normal es que los días sean agradables y que durante las noches el ambiente se refresque. La lluvia, a veces en forma de suave llovizna (el típico 'sirimiri'), también hace su aparición en las estaciones cálidas, entre ciclos secos.

Las suaves brisas suelen venir del noroeste, del norte o del sur. Pese a su reducida extensión, la morfología de Gipuzkoa, con estrechos valles y montes que actúan como barrera de los aires del mar, hace que la meteorología no sea homogénea y que se registren variaciones entre sus distintas comarcas.