Hola, Bienvenido a mi blog!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mi blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo introduce tu correo para suscribirte.

sábado, 27 de diciembre de 2008

Bulbophyllum aemulum


Esta vez traigo la floración de esta maravilla de bulbophyllum. Se trata de un Bulbophyllum aemulum. Lleva conmigo desde primavera del 2007, que gané en una puja en ebay y que llegó desde Taiwán.

Llegó ya montada en corcho, así que no la tuve que montar. Como habrás comprobado me gusta tener las orquídeas montadas en corcho. A pesar de haber llegado en la primavera de 2007, no me floreció hasta pasados año y medio. Como me pasa con la mayoría de las orquídeas, necesitan un período de aclimatación de aproximadamente un año, antes de florecer, aunque me he encontrado con orquídeas que incluso necesitan 24 meses.

El bulbophyllum necesita mucha humedad, riegos frecuentes y claridad pero no sol directo. En su hábitat crecen en la parte baja de las selvas donde reciben los rayos de sol tamizados por las copas de los árboles. También necesitan unas temperaturas entre templadas y cálidas, así que en verano están a sus anchas en el exterior.


En verano, la saco al exterior junto a las demás orquídeas y la coloco en un lugar donde solamente recibe los rayos directos del sol de la mañana. Todo el resto del día, se mantien en sombra pero con buena cantidad de luz. Suele estar expuesta a las inclemencias del tiempo, lluvia, viento, calor... En la zona donde vivo, es una zona lluviosa, pero eso no me preocupa, pues al estar montada en corcho, enseguida se seca el medio, por lo que no tengo problemas de pudrición de raíces.
En el momento en que las temperaturas nocturnas empiezan a bajar de los 10ºC, la meto al interior, a mi buhardilla, y allí pasa el resto de los meses, con una temperatura entre 15 y 18ºC. y una humedad relativa de un 60% aproximadamente.



Espero que te guste tanto como a mí.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


YoWindow.com Forecast by yr.no

En Gipuzkoa, la provincia más pequeña de España, el clima es de tipo oceánico templado, caracterizado por sus moderadas temperaturas y lluvias relativamente frecuentes, aunque rara vez torrenciales. Se trata de un tiempo húmedo pero agradable, matizado por el efecto suavizador que ejerce el mar.

Los inviernos en Gipuzkoa suelen ser lluviosos pero con temperaturas más bien templadas. Las heladas son escasas y la caída de nieve, un acontecimiento infrecuente que provoca que los guipuzcoanos saquen sus cámaras a la calle.

En verano suben las temperaturas pero sin alcanzar las cotas agobiantes de otros lugares. Aquí los termómetros se quedan en torno a unos agradables 20 grados, aunque se produzcan máximas superiores a los 30. Lo normal es que los días sean agradables y que durante las noches el ambiente se refresque. La lluvia, a veces en forma de suave llovizna (el típico 'sirimiri'), también hace su aparición en las estaciones cálidas, entre ciclos secos.

Las suaves brisas suelen venir del noroeste, del norte o del sur. Pese a su reducida extensión, la morfología de Gipuzkoa, con estrechos valles y montes que actúan como barrera de los aires del mar, hace que la meteorología no sea homogénea y que se registren variaciones entre sus distintas comarcas.