Hola, Bienvenido a mi blog!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mi blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo introduce tu correo para suscribirte.

lunes, 9 de febrero de 2009

Phalaenopsis Mini Mark

Esta vez os traigo la floración de esta bonita orquídea. Se trata de una Phalaenopsis Mini Mark. Muchos piensan que es una phalaenopsis botánica, pero en realidad resulta ser una phalaenopsis híbrida, resultante de un cruce entre una Phalaenopsis Micro Nova (P. maculata x P. parishii) y entre una Phalaenopsis philippenense.

Es una phalaenopsis de talla pequeña, de flores muy bonitas y de fácil cultivo. Adquirí esta preciosidad en la exposición de orquídeas que se hizo en Bordeaux (Francia) en octubre del año 2007. Se la compré a Nardotto e Capello, vendedores/productores italianos, que tienen unas orquídeas grandes, fuertes y sanas. Nada más verla en el stand me quedé fascinado por su flor. Además traía una vara en flor y otra vara que venía en curso.

Después de disfrutar de su floración durante varios meses y cuando llegaron los meses calurosos, la saqué al exterior, junto a las demás orquídeas. Mientras que la mayoría de las demás, las dejo expuestas a las inclemencias del tiempo, las phalaenopsis las meto en un invernadero pequeñito de esos de tres baldas, pues como vivo en una zona muy lluviosa, así controlo mejor sus riegos.

A finales de verano, al ir introduciendo las orquídeas al interior de nuevo, mi Phalaenopsis Mini Mark la monté en corcho, pues desde que la adquirí estaba en maceta. Cuál sería mi sorpresa cuando al ir a montarla me di cuenta de su incipiente vara. Era diminuta, pero ya se notaba que no era raíz sino vara… Así y todo, he tenido que esperar cinco meses para disfrutar de su floración, pero ha merecido la pena.

En cuanto a las condiciones de cultivo que le doy son las siguientes: Es una orquídea a la que no le dejo que le baje la temperatura de 15ºC (alguna vez que otra baja más, pero dejo el sustrato bien seco). Durante el verano, tiene una temperatura entre 20/25ºC, teniendo picos de 30ºC algunas veces, que aguanta si se le suministra un extra de humedad ambiental. Al estar montada en corcho los riegos son más frecuentes que al estar en maceta. En general, las raíces de las phalaenopsis deben estar secas antes de volver a regarlas. Esto se controla mucho mejor cuando están montadas y es más difícil llegar a la pudrición de las raíces por riegos excesivos.

En invierno tengo casi todas mis orquídeas en mi buhardilla-orquideario; allí la temperatura no desciende de los 15º, con una humedad ambiental entre un 60 y un 70º%. En esta estación, la riego cada dos o tres días. En cada riego añado siempre un poco de abono (con dosis muy bajas al ser los riegos continuos), en mi caso suelo alternar con un abono de floración –rico en potasio- (10-30-20), un abono de crecimiento –rico en nitrógeno- (30-10-10) y un abono balanceado (20-20-20). También añado con todos los riegos, unas gotitas de superthrive al agua de riego. La tengo ubicada en un sitio donde recibe luz, pero no sol directo, aunque no me preocupa que le toquen los rayos solares invernales, en mi zona, no calientan mucho, y no tengo peligro de tener quemaduras en las hojas .

En verano, la ubico en un sitio resguardado de los rayos directos del sol. Los riegos son diarios. Con las temperaturas que hace en verano, el agua se evapora enseguida y prácticamente el musgo está ya seco por la tarde. Tengo mucho ojo en aplicar venero para caracoles, babosas… pues si no, enseguida atacan las hojas, raíces y varas incipientes. Con aplicarlo, en mi caso cada 15 días, es suficiente.

Espero que os guste

14 comentarios:

Fran6Q dijo...

La verdad es que esta Mini Mark es preciosa ... Pero no solo esta; todas las que tienes. Se ven tan bien atendidas y expuestas que que realmente más que un Orquidário, tienes un Museo precioso !!! Te felicito Iván; los que tenemos afición al mundo vegetal en una o más facetas, comprendemos perfectamente los sentimientos que pueden despertar tanta belleza.
Un abrzo y no dejes de deleitarnos.
Fran.

Iván dijo...

Fran, gracias por tu comentario... Y qué quieres que te diga yo de tus bonsais.. me tienen embobado. Me da miendo entrar en tu blog, pues cada vez me está picando más el gusanillo de volver a empezar con los bonsais...
Un abrazo.
Iván

biobotanic dijo...

ME ENCANTA TU BLOG IVAN,QUE ENVIDIA SANA ME DAS,ESPERO QUE SIGAS MUCHO TIEMPO CON ESTA GRAN AFICION A LAS ORQUIDEAS ES FANTASTICO VER GENTE A LA QUE TAMBIEN LE APASIONAN LAS PLANTAS Y LA NATURALEZA.

CHAOOOOO.

Iván dijo...

Biobotanic
Me alegra saber de que te guste mi blog. La verdad que todos los días le dedico un tiempo para mejorarlo con vuestra ayuda...
Seguiré añadiendo nuevas entradas a medida de que mis orquídeas vayan floreciendo. Ya tengo unas cuántas con varas...
Saludos

Eleonai dijo...

Hola:

Agradezco tu visita inesperada.

Esta semana estoy compartiendo la vista de otras orquídeas del pequeño jardín.

Tú sí que tienes un enviadiable orquidiario. Felicidades.

ricardo emilio bianco dijo...

he recorrido con detenimiento tu blog y me impresionó tu orquideario. eso es pasión, sacrificar una pieza no lo hace cualquiera aunque se use poco. pasa por mi blog que publiqué 2 fotos de orquídeas a ver que te parecen

ricardo emilio bianco dijo...

gracias por pasar y por tu comentario. he dejado un post con la indicación de que concurran por aquí para ver orquídeas. luego del post anterior he visto tu colección: me he quedado con la boca abierta. felicitaciones.

Fernando Pagán dijo...

Hola Ivan:
Gracias por entrar en mi blog y comentar.
Tu blog es una tesis doctoral sobre las bellas orquídeas. Por desgracia la mia murió, pero tus valiosos consejos serán de mucha valía para cuando tenga otra. Hermoso Orquidario.
Saludos

Iván dijo...

Hola Fernando
Más que una tesis, comento mis experiencias con las orquídeas....
Un saludo y gracias por comentar en mi blog.

Montse dijo...

Hola Ivan:
Primero darte las gracias por tu visita.
Magnífico espacio dedicado a las orquídeas y tu buhardilla me ha dejado realmente impresionada.
Se nota que les dedicas mucho mimo y entusiasmo.
Seguiré tu blog con atención. Un saludo.

Iván dijo...

Hola Montse...
Gracias por tu visita a mi buhardilla, me alegra saber de que te ha gustado mi blog sobre orquídeas...
Un saludo

Juanillo dijo...

Tienes un premio por tu excelente trabajo, recógelo en http://senderismogc.blogspot.com/2009/02/nos-han-dado-un-premio-symbelmine.html un saludo y a seguir con esa colección de orquideas. Que maravilla

Lissette dijo...

He llegado por casualidad a tu blog, porque leí un articulo que publicaste sobre los cuidados del cimbidio. Tengo que reconocer que haces un trabajo maravilloso con tus plantas!!! he disfrutado mucho leyendo los cuidados que le has dado a tu Phalaenopsis Mini Mark. Gracias por compartir tu afición.
Saludos: Lissette

Iván dijo...

Lisette. Siempre serás bienvenida. Pronto publicaré otra entrada con la floración de una vanda.
Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


YoWindow.com Forecast by yr.no

En Gipuzkoa, la provincia más pequeña de España, el clima es de tipo oceánico templado, caracterizado por sus moderadas temperaturas y lluvias relativamente frecuentes, aunque rara vez torrenciales. Se trata de un tiempo húmedo pero agradable, matizado por el efecto suavizador que ejerce el mar.

Los inviernos en Gipuzkoa suelen ser lluviosos pero con temperaturas más bien templadas. Las heladas son escasas y la caída de nieve, un acontecimiento infrecuente que provoca que los guipuzcoanos saquen sus cámaras a la calle.

En verano suben las temperaturas pero sin alcanzar las cotas agobiantes de otros lugares. Aquí los termómetros se quedan en torno a unos agradables 20 grados, aunque se produzcan máximas superiores a los 30. Lo normal es que los días sean agradables y que durante las noches el ambiente se refresque. La lluvia, a veces en forma de suave llovizna (el típico 'sirimiri'), también hace su aparición en las estaciones cálidas, entre ciclos secos.

Las suaves brisas suelen venir del noroeste, del norte o del sur. Pese a su reducida extensión, la morfología de Gipuzkoa, con estrechos valles y montes que actúan como barrera de los aires del mar, hace que la meteorología no sea homogénea y que se registren variaciones entre sus distintas comarcas.